El Orihuela C.F. se proclama campeón del Grupo VI de Tercera División 2018/2019

Los escorpiones escriben una nueva página dorada en la historia del club al ganar al Atzeneta por 3-0, con goles de Nico, Brian y Mou

 

j36. atzeneta

 

El Orihuela C.F. ya es matemáticamente el campeón del Grupo VI de Tercera División, cuando todavía restan dos jornadas para el final de la campaña regular. Los escorpiones, que dependían de sí mismos para cantar el alirón este domingo, no fallaron y vencieron al Atzeneta UE por tres goles a cero, con tantos de Nico, Brian y Mou. El dominio escorpión fue absoluto, y el Atzeneta solo creó peligro en ocasiones contadas, gracias a que la defensa local supo mantener a raya al máximo goleador del campeonato, Álex Chico.

En la primera mitad, los amarillos dominaron la posesión y las ocasiones, pero el gol que decantara la balanza se hizo de rogar. Nico la tuvo en el minuto 4 con una volea que acabó marchándose por poco. Más tarde, Cases pudo hacer el golazo de la temporada con un espectacular disparo desde el círculo central que superó al portero y acabó estrellándose contra el palo cuando toda la parroquia local se echaba las manos a la cabeza. También Antonio pudo conseguir su tanto, pero esta vez fue el colegiado quien señaló el fuera de juego para anular la acción del delantero murciano.

En la segunda mitad, todo se precipitó. Los amarillos salieron con mucha hambre y los frutos cayeron pronto. Nico adelantó al Orihuela C.F. en el minuto 51, en una jugada a la contra que condujo Piquero como una exhalación, remató Cases de nuevo al palo, y el murciano se aprovechó del rechace. Poco más tarde, llegaron noticias positivas para el Orihuela C.F. desde La Nucía: el Crevillente le había dado la vuelta al partido, lo que facilitaba más el alirón, ya que todo resultado que no fuera una victoria no servía a los nucieron para mantenerse con vida en la pugna.

Sin embargo, el Orihuela C.F. no se relajó, y siguió apretando. El campeonato tenía que venir por méritos propios, y así fue. En el minuto 77, una gran jugada de toque desde atrás concluyó con un remate de volea picada de Brian a centro de Ayo, que supuso el dos cero para los locales. La fiesta se desató en Los Arcos: el Orihuela era matemáticamente campeón tras finalizar el encuentro en La Nucía, el equipo ganaba con autoridad y la afición disfrutaba de una ola iniciada en el siempre incombustible frente escorpión y seguida por toda la grada de tribuna, que ayer desplegó el nivel de las grandes citas.

Pero aún habría más. En el minuto 79, una gran combinación entre Piquero y Cases fue culminada de cabeza por Mou para hacer el tercero. El pitido final del árbitro no hizo sino acrecentar las ganas de celebración de los jugadores y los en torno a 2.000 aficionados locales que vistieron las gradas de amarillo. Gran celebración sobre el césped y la comunión perfecta para celebrar una liga del Orihuela C.F. tras trece años, y para afrontar el play-off de ascenso con determinación.

Comments

comments

Category : Noticias